García Albiol denuncia el agosto “negro” que ha sufrido Badalona con un aumento alarmante de los actos delictivos en la mayoría de barrios de la ciudad

Robos, peleas o agresiones han sido los hechos más denunciados por los vecinos, que han lamentado la falta de presencia de agentes de la Guardia Urbana y la carencia de respuesta por parte del Ayuntamiento.


El ex Alcalde considera que “es una provocación que el regidor de seguridad haya declarado que no ha habido un aumento de delitos cuando la multitud de actos delictivos que se han cometido este verano han provocado que la situación que se vive en muchas zonas de la ciudad esté al límite”.

Xavier García Albiol ha denunciado hoy el agosto “negro” que ha sufrido Badalona con un aumento alarmante de los actos delictivos cometidos a la mayoría de barrios de la ciudad. García Albiol asegura que “los delincuentes han hecho su propio agosto en Badalona y los grandes perjudicados han sido los vecinos, que han sufrido estos actos delictivos y han tenido que convivir con una sensación de inseguridad muy grande”.

Robos, peleas o agresiones han sido los hechos más denunciados por los vecinos, que han lamentado la falta de presencia de agentes de la Guardia Urbana y la carencia de respuesta por parte del Ayuntamiento cuando han llamado para explicar un problema o denunciar una situación concreta. El ex Alcalde considera que “hace mucho de tiempo que denunciamos que los delincuentes hacen lo que quieren en Badalona y la multitud de actos delictivos que se han cometido este verano ha provocado que la situación que se vive en muchas zonas de la ciudad esté al límite”. “Es una probación y una irresponsabilidad que el regidor de seguridad haya declarado que este verano no habido un aumento de delitos, esto solo demuestra que es un Gobierno muy alejado de la realidad de la ciudad y de los problemas reales de los vecinos”, concluye Garcia Albiol.

Los vecinos hablan claro sobre Badalona

En Cuatro al Día son los propios vecinos de Badalona los que hablan claro sobre la degradación de los barrios de la ciudad. Negar la realidad del abandono de los últimos años como hace el alcalde puesto por la CUP no convertirá los problemas en invisibles ni desaparecerán solos.